DEBATE CON-SENTIDO

productividadLlevo tiempo escuchando, leyendo y pantalleando la problemática de la privatización y externalización de los servicios en lo público.

Grandes son los alaridos que se oyen desde la tribuna de los sindicatos, aúllan los funcionarios que ven peligrar determinados privilegios que un día les fueron atribuidos y recibieron oposición mediante, o no.

Cierto es que cualquier cambio de sistema es fastidioso, genera convulsión, miedo e inestabilidad pero pocos cambios son necesarios en sistemas que funcionan y, de existir, difícilmente que tengan un calado importante.

El sistema público está completamente desfasado, pero ya no hoy, sino que lleva desfasado y estancado al menos 10 años, momento en el que debería de haber comenzado a actualizar su esquema y ajustarlo a la realidad.

No tiene ningún sentido que haya tanta diferencia entre una gestión privada y una pública. En ningún caso, en el transcurso de este texto, me atreveré a valorar o evaluar la productividad del personal de lo público, fundamentalmente porque “en todas casas cuecen habas” y también porque no han inventado un sistema de gestión que asegure un rendimiento X del trabajador.

Lo que sí es ampliamente criticable es la ausencia de control en la productividad, de un correcto dimensionamiento, de planes de desarrollo, de adecuación de personal a los puestos o de los esquemas y organigramas a las realidades actuales.

En tiempo de crisis existen herramientas que están a la orden del día en la empresa privada, las cuales enfocan a la organización hacia la optimización de un core business y se ocupan del resto de aspectos que son desarrollados por especialistas en dichas materias.

Es por ello por lo que considero importante resaltar que quizás, una vez más, el debate no deba de ser consentido, pues, por encima de todo tiene que aparecer el aprovechamiento y la optimización de la inversión pública.

Es fundamental que, como paso previo a la utilización de estas herramientas -usadas desde hace años en la empresa privada, las cuales han ayudado a la consecución de resultados positivos en tiempos de estrecheces económicas- se establezca un sistema sólido de RRHH en el que la productividad y adecuación de los sistemas a la realidad sean piedras angulares.

De lo contrario, el potencial de estas herramientas se ve mermada pues, una de las bondades de estas alternativas e la posibilidad de volver al punto inicial una vez pasen las dificultades algo que, si no existe un sistema de éxito implantado previamente, se torna inviable.

JRM

Anuncios

Acerca de Jesús Rodríguez Maseda

Profesional de la Hosteleria con experiencia desde el 2003. Formado en el CSHG, centro reconocido internacionalmente en la formación de Directivos en el Sector Hoteles. Después de un amplio desarrollo profesional dependiente de la Dirección Regional Centro-Este de Paradores de Turismo pasó a formar parte del Staff Directivo de Hospederías de Extremadura, codirigiendo dos hoteles en una primera etapa y creando el Departamento de F&B, así como realizando apoyo directo al DG en la segunda. En la actualidad es Director del Departamento de Consultoría y Desarrollo de Proyectos de C&R Asesores Asociados, empresa de la que es Fundador. Especialidades: Outsourcing Directivo, Marketing y Ventas, Auditorías, Formación en Directivos y Personal base en Hostelería. Aperturas, Reaperturas, Creación de Equipos o Creación de Producto.
Esta entrada fue publicada en Recursos Humanos y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s