MEDIDA

clientesHoy en día el cliente está acostumbrado a encontrar lo que imagina. Pasa en lo material: un sillón de 4 plazas, color morado clarito, de 2,37 de largo por 0,93 de ancho, así como también pasa en lo intangible: una persona trilingüe que le dé clases particulares de 23 a 01 horas martes y jueves.

Porque hoy en día somos tantos en la calle que, si uno no puede o no quiere, alguien habrá que esté dispuesto a ello.

Y de eso se trata nuestro trabajo al fin y al cabo, ya desde hace unos años aunque alguno no quiera verlo. No de hacer cualquier cosa a cualquier precio, sino de definir ya de un modo distinto nuestros productos e incluso definir productos para mercados muy concretos; hacer utensilios para zurdos o viajes para singles por ejemplo.

Es obvio que no estamos descubriendo la pólvora pero, si decimos esto, es porque vemos muchas ramas caer en buena parte, motivado por un inmovilismo o por creer que lo que hacen es lo que el cliente quiere. Y es que eso de que “el cliente lo ha querido siempre y porqué no va a quererlo ahora” tiene su parte de realidad y su riesgo de conformidad. El cliente siempre ha querido comer caliente, pero ya no igual que antes, ni presentado como antes ni servido como antes. La puesta en escena ha variado si bien la necesidad sigue intacta.

Tiempo ha era muy recurrente la frase “hay que educar a nuestros clientes”, la cual sigue vigente a día de hoy pero con importantes matices. El cliente se deja educar, pero no arrastras; deja que se marquen unas normas, unas recomendaciones de uso, pero no deja que invadas su área de decisión porque tiene información más que de sobra –y si no la tiene, cuenta con mil modos de obtenerla en tiempo real- para saber cuándo le estás ayudando y dónde comienzan tus artes de persuasión.

Y es que, señores, hay que leer al cliente, hay que conseguir adelantarse a sus caprichos y necesidades y saber que, si hemos de modificar continuamente nuestro esquema operativo para conseguir que nuestro producto se adapte a ellos, o bien estamos mirando al cliente incorrecto o bien no hemos diseñado el producto que éste necesita o reclama.

Pensemos en ello y actuemos en consecuencia.

JRM

Anuncios

Acerca de Jesús Rodríguez Maseda

Profesional de la Hosteleria con experiencia desde el 2003. Formado en el CSHG, centro reconocido internacionalmente en la formación de Directivos en el Sector Hoteles. Después de un amplio desarrollo profesional dependiente de la Dirección Regional Centro-Este de Paradores de Turismo pasó a formar parte del Staff Directivo de Hospederías de Extremadura, codirigiendo dos hoteles en una primera etapa y creando el Departamento de F&B, así como realizando apoyo directo al DG en la segunda. En la actualidad es Director del Departamento de Consultoría y Desarrollo de Proyectos de C&R Asesores Asociados, empresa de la que es Fundador. Especialidades: Outsourcing Directivo, Marketing y Ventas, Auditorías, Formación en Directivos y Personal base en Hostelería. Aperturas, Reaperturas, Creación de Equipos o Creación de Producto.
Esta entrada fue publicada en Marketing y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s