COLABORAR

Color connections network social business peopleAntes de comenzar el post, dado que no soy ni de letras ni escritor ni periodista, me voy a la RAE : fuente de sabiduría y azote de incultos como quien les habla.

En su primera acepción habla de “Trabajar con otra u otras personas en la realización de una obra.” La segunda no la reflejo pues habla de escribir en prensa y, la tercera y cuarta, de contribución.

En definitiva, colaborar es trabajar en algo con alguien o contribuir (con una cantidad o con otros) en el logro de un fin.

Desde mi punto de vista de empresario colaborativo, pues entiendo que las relaciones profesionales son de forma muy diversa y divertidas siempre que se ejecutan desde un punto de vista sano y con el objetivo de un bien común, esto es uno de los aspectos destacados de la crisis. Las empresas y empresarios que nacen desde hace unos 10 años han cambiado su perfil. Excepciones son las empresas que se dotan de recursos humanos y técnicos para absorber el trabajo que no tienen en un inicio y norma son aquellas que comienzan con lo justo para ir creciendo poquito a poco.

La autonomía se ha mudado en colaboración. En lugar de asumir riesgos innecesarios se realizan trabajos con márgenes reducidos, se apoya uno en empresas en igual situación que puedan complementar la actividad y oferta de uno hasta que se pueda llegar a “internalizar” el servicio. Se intercambian servicios gratuitos y clientes y se compite con las pequeñas, medianas y grandes dentro de un marco legal que las mismas empresas y sus obligaciones administrativas marcan.

Obviamente no podemos considerar que estas empresas estén compitiendo en igualdad de condiciones con aquellos particulares que no pagan autónomos e impuestos o aquellas empresas que no dan de alta a los trabajadores. En todo caso, estaremos todos de acuerdo que lo que hacen es ilegal y deberían de ser sancionados por ello.

Esto está sucediendo a día de hoy, a mi juicio, con la –mal llamada- economía colaborativa. Partimos de la base de que, si un particular le presta sal-huevos-leche a otro, no está dañando las reglas de mercado. Ahora bien, si un tío que vive en Jaén, adonde va todos los veranos, se viene con un camión cargado con 500 melones de Grañena y 100 litros de aceite, pone un cartel en su ventana, un anuncio en internet y los despacha en el felpudo de su casa, ¿es esto economía colaborativa?

Esto podría suceder mañana mismo, a la vuelta de vacaciones. Todos los que vamos al pueblo hacemos esto y nos cargamos a los supermercados, sin más. Quizás algún gurú diga que eso es ilegal, que además no pagamos personal, ni agua, ni luz, ni tan siquiera damos unas garantías de trazabilidad de los productos. Tiene razón.

Ahora bien, ese mismo gurú es el que nos dirá que, que un tipo que tiene una casa en Benalmádena generando polvo, puede alquilar una semana –en B, sin garantías de que la vivienda no pegue un chispazo y te quedes electrocutado o que pegue un petardazo el conducto de gas por no haber pagado el mantenimiento, o que en caso de incendio el seguro no te cubra ni a ti, ni a tu familia ni a los bienes que tengas- y eso no fastidia a los Hoteleros de la zona.

Será el mismo gurú el que te diga que Uber es genial y maravilloso. Que para qué quiere coger uno un taxi convencional, con alguien que ha pagado su licencia y que paga el pertinente seguro y que se tira todos los días vagando por las calles para conseguir ganar de carrera en carrera. (Quien me conoce sabe que no soy sospechoso de defender a los taxistas que me parecen un gremio venido a menos, cuya calidad es bastante mejorable –cada día que pasa más- y que no se merecen lo que tienen)

Lo peor de todo es que, desde esos púlpitos, estos gurús, nos alientan y adoctrinan diciendo que la evolución de los mercados pasa por la búsqueda de la ALEGALIDAD. Muy señores míos, estamos en un país en un momento de necesidad, en algunos casos extrema, y sería gracioso ver sus caras en caso de que, gracias a alentar en la búsqueda de la alegalidad, se encontraran frente a frente con personas que la hayan buscado y hayan encontrado la ilegalidad y su consiguiente multa.

Si ustedes creen que el mercado hotelero está obsoleto (amén de montar un hotel y demostrar con hechos y no palabrería), ¿no creen que debería de ser DESDE el mercado hotelero desde donde se luche para mejorarlo? ¿No creen que si el servicio de los taxis, el mantenimiento de las flotas o su adaptación a las nuevas tecnologías debería de ser desde el gremio del taxi (y de las administraciones) desde donde se deba pelear para su mejora y adaptación?

Quizás no se den cuenta que están aplicando aquello que tanto temen los trabajadores obsoletos de los nuevos contratados y no es otra cosa que les digan “quita tú que vengo yo: más joven, más preparado y menos cascado”. Yo todavía creo que estos dos sectores tienen capacidad de reacción, de acople y de sorpresa además de cuerda para rato, pero desde dentro, jugando con las mismas cartas y de tú a tú.

Lo más gracioso de todo es que se me ocurren varios nombres –todos ellos de más de 50 tacos- a los que bien se les podría decir “quita tú que vengo yo: más joven, más preparado y menos cascado”. No encontrarán en mi un aliado para su frase ni creo que ellos mismos lo sean.

Yo, señores, os invito a cambiar desde dentro y no crear cosas de usar y tirar…..

Anuncios

Acerca de Jesús Rodríguez Maseda

Profesional de la Hosteleria con experiencia desde el 2003. Formado en el CSHG, centro reconocido internacionalmente en la formación de Directivos en el Sector Hoteles. Después de un amplio desarrollo profesional dependiente de la Dirección Regional Centro-Este de Paradores de Turismo pasó a formar parte del Staff Directivo de Hospederías de Extremadura, codirigiendo dos hoteles en una primera etapa y creando el Departamento de F&B, así como realizando apoyo directo al DG en la segunda. En la actualidad es Director del Departamento de Consultoría y Desarrollo de Proyectos de C&R Asesores Asociados, empresa de la que es Fundador. Especialidades: Outsourcing Directivo, Marketing y Ventas, Auditorías, Formación en Directivos y Personal base en Hostelería. Aperturas, Reaperturas, Creación de Equipos o Creación de Producto.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s