PRESIÓN

imagesHoy escribo con más presión de la habitual pues, en uno de los viajes que he hecho estas semanas atrás, he pasado por mi añorado CSHG y varios profesores me han dicho que leen estas líneas. Ya os imaginaréis la presión añadida que eso supone. Montse, Ángel, José Luis, Marcos, este va por vosotros.

Y es que, al fin y al cabo, el escribir un blog no deja de tener su punto de presión; contar algo que no sea para rellenar espacio y que pueda realmente tener un sentido o servir de ayuda a los e-lectores. Al lío.

Es mucha, y muy diversa, la actividad que estamos teniendo en estas semanas, algo que supone un cambio continuo en la empresa y una adaptación del equipo a diferentes requisitos y, pensando y pensando, creo que es un buen tema a tratar, pues afecta tanto a organizaciones departamentales cuando uno trabaja para una empresa como a emprendedores-empresarios.

Obviamente podemos poner el foco en muchos aspectos y, en este caso, vamos a hacer zoom sobre la imagen interna de la dirección (de la empresa o departamental) en momentos de adaptación y cambio continuo.

Cuando estudiamos, da igual la carrera empresarial que sea, los programas formativos suelen tender a la proactividad y a la planificación como herramientas de gestión, algo fundamental en cualquier organización. Lo que no hacen estos planes formativos, ni ningún otro, es ir a la velocidad a la que evoluciona la sociedad, la economía, el mercado y/o los clientes.

Todos hoy en día somos conscientes de la tensión que se palpa en el mercado, así como de la fortaleza y capacidad de afección del cliente sobre las tarifas ofertadas en el mismo. Todos conocemos la necesidad a la que se ven sometidas las empresas para poder conseguir su cuota de mercado y la gran capacidad de adaptación y colaboración que a la que la situación económica (macro) nos obliga.

Esto significa que, como mucho, las empresas y departamentos se ven obligados a marcar unas vagas líneas maestras de estrategia y previsión, dotando a la misma de una serie de resortes flexibles que permitan adaptarse a cada momento y situación. Para el gestor esto no es fácil y le obliga a desarrollar herramientas que las escuelas no enseñan y que le permiten:

  1. Tener un feed back directo del consumidor.
  2. Evaluar de modo continuado y multidisciplinar a su equipo.
  3. Estudiar el mercado su dinámica y necesidades.
  4. Analizar continuadamente a la competencia para saber diferenciar y aliarse con aquellos en dinámica ascendente.

Ni que decir tiene que estos puntos necesitan una coletilla de “entre otros aspectos”, si bien me parecen los más destacables. Y es que ya no solamente vale con conocer el mercado e intentar anticiparse a él (misión al alcance de pocos), sino que también es imperativo conocer muy bien a tu equipo y sus posibilidades de adaptación a nuevas realidades y retos, así como también ver quién de entre tus competidores aporta al segmento y apuesta por él con el fin de no caer en el descrédito y la vejación del sector o producto sino aportarle valor e impulsar el mismo.

Conjugando estos elementos tendremos una base importante que, si bien no garantiza el éxito, puede acercarnos a él. Estando en esta línea es fácil que consigamos una buena orientación y, en el peor de los casos, estaremos en la línea de encontrar el momento de oportunidad porque estaremos preparados para ello. La visión, uno la tiene o no.

Y, por encima de todo, hemos de sentirnos gestores dinámicos y no gestores de improvisación a pesar de que seamos reactivos. Hoy en día el dinamismo y la gestión van de la mano muy en contra de los que piensan que dirigir es marcar una estrategia a 3-5 años vista que ha de cumplirse para no vulnerar la imagen tanto de la empresa como del gestor, intentando fijar un objetivo en constante movimiento –el cliente-. Los tiempos han cambiado, incluso en el transcurso de redacción de este post.

 ¡Buen día!

JRM

Anuncios

Acerca de Jesús Rodríguez Maseda

Profesional de la Hosteleria con experiencia desde el 2003. Formado en el CSHG, centro reconocido internacionalmente en la formación de Directivos en el Sector Hoteles. Después de un amplio desarrollo profesional dependiente de la Dirección Regional Centro-Este de Paradores de Turismo pasó a formar parte del Staff Directivo de Hospederías de Extremadura, codirigiendo dos hoteles en una primera etapa y creando el Departamento de F&B, así como realizando apoyo directo al DG en la segunda. En la actualidad es Director del Departamento de Consultoría y Desarrollo de Proyectos de C&R Asesores Asociados, empresa de la que es Fundador. Especialidades: Outsourcing Directivo, Marketing y Ventas, Auditorías, Formación en Directivos y Personal base en Hostelería. Aperturas, Reaperturas, Creación de Equipos o Creación de Producto.
Esta entrada fue publicada en Coaching, Organización, Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a PRESIÓN

  1. Ivan Soto dijo:

    Todos tenemos la obligación de autopresionarnos!!!
    De esta manera seria más productivo nuestro día a día al igual que positivo…
    Lucha y empeño!!!

    Felicidades Jesús Maseda, por el Post!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s